Tapas con mariscos baratos

A quien no le va a gustar una buena oferta y quien se podría resistir a una buena tapa, sabrosa y fresca, más aún cuando viene casi regalada y con un buen vaso de bebida helada. Normalmente no hay que pensarlo dos veces, solo hay que exprimir un poco la cartera y disfrutar de unas buenas tapas. Pero cuando las ofertas se vuelven muy tentadoras, la recomendación básica es tener los ojos bien abiertos todo momento y fijarnos de que metemos en nuestras bocas.

Normalmente cuando una oferta se aprecia muy jugosa podemos despreocuparnos un poco cuando hablamos de algún jamón o fiambre, pero ya cuando estamos hablando de mariscos, un precio bajo es la mayoría de las veces una alerta de peligro.

Cuando algo es muy económico, normalmente el costo fue recortado por algún lado y muchas veces, de forma errónea y poco ética, lo primero en ser recortado son las medidas de higiene y salubridad. Y cuando hablamos de mariscos, esto nos puede generar un grave problema. Los mariscos son alimentos muy delicados, aún frescos pueden causar estragos en cualquier estómago, pero si hablamos de mariscos en mal estado son un verdadero riesgo para la salud pues lo más probable es que como mínimo nos dejen una potente intoxicación por alimentos.

Así que si al ver una tapa con mariscos lo primero que piensas es que está demasiado económico, te recomendamos que vayas por otra opción, a menos que tengas mucha curiosidad de como es la sala de emergencias más cercana.