La mejor la hago yo

¿Cuantas veces has oído esta frase? “la mejor la hago yo”, pero ¿realmente que es lo que se necesita para que una tarta se considere la mejor del mundo. Los gusto es algo complicado de determinar, que es lo que se considera mejor para algunos no sea lo mismo para otros. La consistencia de la masa, o que tan bueno es el relleno, el punto de cocción es uno de los aspectos que hace que sea excelente.

Es curioso que cada 27 de enero, desde hace alguno años se celebre el “National Chocolate Cake Day”, para esos amantes del chocolate hagan presencia, mostrando y degustando sus mejores recetas. Si te consideras un amante de este preciado regalo de los dioses, el chocolate, levanta la mano y hazte presente en la celebración. Por medio de la etiqueta #NationalChocolateCakeDay, se comparten los deliciosos postres característicos del día.

En Madrid, existe un particular establecimiento llamado “la mejor tarta de chocolate del mundo”, que presume que poseen uno de los postres más exquisitos del planeta, un punto ineludible por los visitantes de la ciudad, que se encuentra en plena calle Alcalá. Este es uno de los ejemplo del éxito en manos de la pasión que se les coloca a los sueños, en convertirlos en realidad. Lo más impresionado, que este negocio de un administrador que decidió cocinar, haciendo cada vez con tanta constancia para conseguir la excelencia, de la cual el mundo entero no podía pasar por alto.

Para mi es tan sorprendente saber que su receta no está guardada bajo llave, manteniéndola en secreto lejos de la competencia para que todos la degusten. Abriendo su corazón hacia el mundo proyectando la luz necesaria, nada de cerrajeros guardando como un tesoro las líneas de sus mágicos ingredientes en papeles de absoluta confidencialidad. Aquí no hay nada que robar, es seguro que lo que busca es mejorar. Es un negocio que con seguridad es muy rentable, por la cantidad de personas que los visitan, por lo que lo único por lo que deben preocuparse es de contratar cerrajeros para su establecimiento pero la verdadera riqueza la llevan dentro de su espíritu, en su arte creador.

No lo van a creer pero la receta lleva principalmente chocolate como es obvio, mantequilla, margarina, azúcar, cacao en polvo y huevos. Pero no lleva nada de harina, que estupendo verdad, yo no lo hubiese imaginado, una tarta sin harina, creo que debería llamarse de otro modo, pertenece a otro tipo de preparación. Sus capas están compuestas por mousse y suspiro, que hace que su deliciosa tarta posea una textura entre melosa y crujiente, que explota en sensaciones en el paladar cuando se deshace al comerla.

No te dejes minimizar por estos artistas de la gastronomía, por los reyes del cacao, realiza en casa tus tartas preferidas, la tarta de manzana es una de las mías parte de la de chocolate, pero ya sabes que en Madrid y alrededor te aguarda el corazón de alguien en forma de postre.