Preferidas por los niños

Las tapas es la mejor estrategia que tienes para darles a los niños, lo que les gusta comer en sus comidas. Darles estos bocados, a lo largo del día, cuando hacen las tareas, luego de salir a jugar, es ideal disfraz estas comidas que son más difíciles de aceptar, en divertidos diseños gourmet. Aún más efectivos es que estén acompañados de amiguitos, en una reunión, o de manera estratégica ofrecerlas en los cumpleaños.

Por ejemplo a mis niños no les gusta el pescado y muy difícilmente los vegetales, siendo tan importante que los coman para que tengan una buena nutrición. Pues el atún presentado en forma de croquetas es ideal para ellos, harinas y hasta papas u otra verdura que puedas preparar en forma de puré, se pueden mezclar, freír y ofrecer a los pequeños con salsa de tomate o algunas mayonesas. Hacer que coman lo que necesitan en su organismo es demostrarle que lo aman.

Querer a un niño no es consentir todos sus caprichos, pero tampoco hacerle la vida más difícil. Así mismo como hacerlo más seguro no es solo contratar un cerrajero para que su hogar este menos vulnerables a sufrir un ataque de vándalos, sino enseñarlos a no hablar con extraño, evitar dar información de sus padres o de su vida a cualquiera que lo solicita, hace que el trabajo de los cerrajeros horta en cuestiones de vulnerabilidad se haga más efectivo.

Enseñarle el tapeo a los niños, hace que les guste disfrutar de buenas recetas y a no consumir los alimentos de manera aburrida. El aguacate tiene excelentes beneficios para la salud pero hacer que los niños lo coman es todo un reto, unos nachos con salsa de aguacate es la estrategia perfecta. El calabacín es otro de los grandes magos ya que se convierte en muchos platillos increíbles, los niños jamás se detienen a pensar de que se trata, chips de calabin y rollitos con queso es una receta fantástica para los más pequeños.

El pollo, el pan, el queso y el jamón, son mis preferidos y el de mis niños, además que son combinables con casi cualquier cosa. No es necesario tener que llenar una reunión infantil con comida chatarra o productos industrializados llenos de colorante y sustancias toxicas. Si aprendes recetas sencillas, no solo los pequeños disfrutaran de una buena tapa sino toda la familia. Los alimentos presentados en forma de banderines, pincho, puré y croquetas es lo que resultan más atractivos.

No imaginas de que manera los niños aceptaran los alimentos gustosos, para enseñarlos a comer bien y mejor desde que son pequeños. Mostrarles el mundo gastronómico desde otra perspectiva es de gran valor, serán adultos más sanos, al menos por la parte del consumo de alimentos, con la adquisición de conocimientos de preparaciones, fáciles, económicas, rápidas y lo mas importantes ¡Deliciosas!, una experiencia de textura, color, aromas y sabores. Haz que tu niños te ayuden en la preparación pasaras momentos inolvidables con sus ocurrencias además de hacer que la comunicación entre padres e hijos aumenten de manera positiva.