¿Cómo lograr un pastel de chocolate súper esponjoso?

Los pasteles son unas  de las recetas que más se buscan en internet, y es que todos hemos intentado hacer un pastel alguna vez, pero los cocineros amateur se pueden conseguir con varias limitaciones en el camino, como lo es la falta de esponjosidad en el pastel.

Y es que a todos nos gusta tener un pastel súper esponjoso, que sea suave, y no un pastel que pueda parecer como apelmazado o que parezca como que le falta cocción, y es que los en algunas oportunidades, la falta de esponjosidad se debe e una mala cocción, así que hay que tener en cuenta ciertas recomendaciones.

 

Buscando los mejores ingredientes para obtener resultados esperados

A la hora de hacer un pastel o cualquier comida, es muy importante contar con ingredientes de muy buena caldiad, ya que de esta forma se puede conseguir tener un buen pastel, y con esto quiero decir que los ingredientes estén frescos y en buena estado.

Y es que todos sabemos que la calidad de los ingredientes inciden en los resultados de cualquier comida, es por ello que en el caso de la seguridad también se tiene la misma filosofía, y por ello los cerrajeros el Papiol profesionales tratan de siempre conseguir los mejores elementos de seguridad.

Porque no hay nada mejor que ver una torta o pastel de chocolate, y es que esta sepa deliciosa, como también se ve, por ello es importante tener ingredientes de caldiad por ello haz caso a los que saben, así como haces caso a los cerrajeros en adquirir elementos de seguridad de calidad.

Los ingredientes y las cantidades

Muchas personas especialistas en pasteles dicen que la clave para que quede esponjoso esta en el batido, el cual debe ser constante y a una velocidad adecuada, pero otros dicen que la clave está en los ingredientes y cantidades, ya que hay que ser muy estricto con ello.

Para una torta de chocolate esponjosa vas a necesitar lo siguiente, 280 gramos de chocolate de tu preferencia, pero trata que sea de calidad, también 120 gramos de manteca, 6 huevos y media taza de azúcar.

Es muy importante que todos estos materiales sean exactos, los huevos estén frescos y en el caso del chocolate y la manteca, sean de una calidad excepcional, así el resultado será una torta esponjosa y con un sabor delicioso.

 

¿Cómo debes prepararla?

Lo primero que debes hacer es hacer que el chocolate y la manteca se derritan en baño de María, luego mezcla con las yemas de los huevos y reserva, posteriormente y el paso más importante para que el pastel quede esponjoso es batir las claras con el azúcar a punto de nieve.

Luego solo queda integrar las dos mezclas con movimientos envolventes para evitar que el aire de las claras se vaya, y luego solo coloca la mezcla en un recipiente engrasado coloca en un horno previamente calentado a 175°C por un tiempo aproximado de 40 minutos y tendrás tu pastel súper esponjoso.